Por: Karol Márquez, tesista de la licenciatura en Ingeniería Ambiental.
(@karolmrqz)

Desde la existencia de la Tierra, el agua se ha convertido en un recurso vital para el desarrollo de la vida. No solo para el consumo humano, sino para todo ser vivo y cada fenómeno natural del planeta. Sin embargo, este recurso hídrico ha tenido deficiencia en cuanto a la captación y disponibilidad en muchos sectores de la República de Panamá, principalmente a causa de actividades antrópicas y la presencia de los efectos del Cambio Climático.

En los últimos años, la inequidad del acceso y calidad del agua en regiones del país ha traído conflictos y pérdidas económicas para los sectores que más necesitan de este recurso, como lo es el sector agropecuario. Un claro esquema de zonas con deficiencia en la obtención del agua es el Arco Seco, constituido por las provincias de Herrera, Los Santos y Coclé, que abarcan veinte distritos y 156 corregimientos, según el Atlas de las tierras secas y degradadas de Panamá.

Por la presencia de los bajos niveles de agua en cuerpos de agua superficiales, deficiencia en disponibilidad del recurso hídrico en zonas del país, es especial en el Arco Seco, se nos presenta este nuevo reto de estudiar más específicamente dónde hay más agua.

¿Dónde hay más agua? Pues, una rama de la geología puede ayudarnos a buscar más soluciones a través de la investigación. Esta rama es la hidrogeología o también llamada como la hidrología subterránea, que se basa de estudios sobre la formación de aguas subterráneas. Esta debe buscar dónde es el origen de las aguas subterráneas de una zona de estudio, el movimiento del agua, las zonas de captación del agua hasta la relación que existe del suelo con las rocas en los tan importantes acuíferos. ¡Literal, es el amor y complicidad entre la geología y la hidrología; entre el suelo y agua!

Por esta capacidad de saber qué tanta agua hay en el suelo, cómo llega el agua allí, qué calidad de agua tenemos a metros y kilómetros bajo nuestros pies, es allí donde debemos acércanos más a la investigación.

El interés de cada joven, estudiante o profesional en promover y apoyar a más proyectos de investigación es lo que incrementará la obtención de información de las aguas subterráneas y acuíferos de Panamá. Esta es la esencia para poder crear fuentes sostenibles de extracción de agua subterránea para ayudar a que el agua pueda seguir siendo un motor en el crecimiento de nuestra economía, pueda llegar a más familias que no cuenta con un sistema de agua potable y, ante todo, genere esa resiliencia que necesitamos todos para enfrentar los cambios en el ambiente y en el entorno en el que vivimos a causa del Cambio Climático.

Interés en agua subterránea + Investigación = ¡Más recursos hídricos en nuestro Panamá!