Justo a la hora de inicio de la actividad nos cayó un chaparrón, pero a pesar de este desafortunado retraso, nos pusimos los guantes, agarraron las bolsas de desechos y nos pusimos a limpiar, con un total de 17 personas que asistieron a esta última limpieza logramos recoger más de una tonelada de basura de las costas de Panamá.

Agradecemos a las diferentes autoridades que nos apoyaron para poder que la limpieza pudiera ser llevada a cabo, la implementación de medidas de bioseguridad en las limpiezas y actividades ha permitido seguir haciendo un trabajo voluntario por el ambiente.

A veces no es la cantidad, sino la calidad ¿Te imaginas si fuéramos cantidad y calidad juntas?

¡Te esperamos en la próxima limpieza de playa!